jueves, 24 de mayo de 2018

Describiendo a... (e-LXXXI)

Título: Tiempo sin tiempo (en el idioma original, Time Untime).

Autor: Sherrilyn Kenyon.

Sinopsis: Kateri es una joven geóloga de ascendencia cheroki. Como científica, no debe ni puede creer en las leyendas milenarias que le contaba su abuela. Sin embargo, desde su infancia vive atormentada por sueños perturbadores. […] Doce días antes del 21 de diciembre de 2012, la fecha del fin del mundo según el calendario maya, Kateri descubre que es descendiente, por línea femenina, de las Guardianas del Apocalipsis […]. Entonces aparece Ren, el guerrero misterioso protagonista de sus sueños, un Cazador Oscuro maltratado por todos y por todo, alguien a quien han traicionado tantas veces que está acostumbrado a proteger y aislarse. […] (Extracto de la introducción).

Formato: epub.

¿Qué les puedo decir? ¿Recuerdan eso de que Kenyon parecía alejarse de la mitología griega, al menos por un rato, tocando otras no tan conocidas? Pues ese es el caso del libro que toca en esta ocasión. En realidad, algo de griegos sí menciona, pero es el mínimo, así que no son los protagonistas absolutos. Además, no puedes sacarte la cabeza cierta sensación, pero eso lo comentaré más adelante.

Tras ciertos eventos narrados en Sed de Venganza, le seguimos la pista a un personaje que aparece allí; específicamente, a un cazador oscuro a quien conocen como Ren, antes de pasar de lleno a conocer a la protagonista, una geóloga con el curioso (para su servidora, al menos) nombre de Kateri, quien parece haber recibido, de parte de un colega, algo que la lleva directamente al centro de algo que no cree ni quiere aceptar: un evento sobrenatural en el que ella tiene un importante papel qué desempeñar o (clásico de esta serie, casi siempre) el mundo conocido se caerá a pedazos. Kateri es mantenida a salvo por Ren, pero parece ser que entre los dos hay una conexión más allá del de evitar el mentado fin del mundo pronosticado por los mayas (al menos, en el universo de Kenyon). La pregunta, como suele ser, es ¿van a lograr salvar a la humanidad? Y de ser así, ¿cómo lo lograrán? ¿Y qué hay entre esos dos exactamente, que parece al mismo tiempo algo estupendo y aterrador?

Bueno, a estas alturas, ya saben que ciertos personajes torturados me pierden. No sé, conecto con ellos, me entra la compasión eterna y me dan ganas de tenerlos enfrente en la realidad para darles abrazos fuertes y un montón de chocolates (y hablo en serio). Kateri, al momento de la historia, tiene una que otra pena a cuestas, pero que en los parámetros humanos, son penas "normales". Es cuando conoce a Ren que va vislumbrando que, si bien ella ha llegado a sufrir, sus momentos buenos son más y mejores, además de que Ren la tuvo muchísimo más difícil para hallar ya no digamos sonrisas, sino alguien que no lo mirara mal. Lo sé, suena horrible, pero es lo que hay.

La amenaza en turno, en realidad, me hace rabiar. Tiene que ver con el pasado de Ren, y al mismo tiempo me hizo pensar en lo crueles que pueden ser algunos y peor aún, sin remordimientos y contra quienes no hacen más que respetarlos y apreciarlos. Esa clase de personas son despreciables, del tipo que ojalá no me encuentre jamás en la vida y menos puesta en mi contra. Ren es mi ídolo cuando finalmente ve la verdad (larga historia que NO pienso poner aquí, ya saben, por mi política de "Spoilers al Mínimo"). Es que si no lo hacía después de lo que pasó en este libro, era para matarlo.

Por si no quedó claro tras toda mi palabrería (que probablemente tenga poco o ningún sentido), Ren es adorable y Kateri mis respetos porque ¡arquera! (Y ahí lo dejo).

Cuídense mucho y nos leemos a la próxima.

(Leído en 2017)

jueves, 17 de mayo de 2018

Describiendo a... (e-LXXX)

Título: El Guardián (en el idioma original, The Guardian).

Autor: Sherrilyn Kenyon.

Sinopsis: A Lydia se le ha encomendado la más sagrada y peligrosa de las misiones: descender al averno y localizar a un dios del sueño antes de que este revele secretos que podrían aniquilar a toda su raza. Con lo que la protagonista no contaba era con terminar siendo cautiva del más feroz de los guardianes del Inframundo. A Seth se le está agotando el tiempo. Si no consigue hacerse con la llave del Olimpo y con el corazón de Zeus perderá no solo la vida sino también el alma. A pesar de las muchas torturas a las que ha sometido al dios del sueño que tiene bajo su custodia, no ha logrado arrancarle la información que necesita. [...] (Extracto de la introducción).

jueves, 10 de mayo de 2018

Describiendo a... (e-LXXIX)

Título: Sed de venganza (en el idioma original, Retribution).

Autor: Sherrilyn Kenyon.

Sinopsis: [...] Como pistolero a sueldo, William Jessup Brady vivía a diario con un pie en la tumba y era un firme creyente de que toda vida tenía un precio… Hasta el día en que encontró una razón para vivir. Pero en un acto de traición brutal, lo perdió todo, incluida su propia vida. [...]. Huérfana desde niña, Abigail Yager fue adoptada por una familia de vampiros que le enseñaron que los Cazadores oscuros son seres viles que sólo tienen una meta: cazar y matar a su gente y a la humanidad, de modo que todos ellos deben ser destruidos. [...]. A Jess se le ha encomendado encontrar y terminar con la criatura que está asesinando a los Cazadores Oscuros. Pero lo último que espera encontrarse es que la autora de esos crímenes sea una humana. Y cuando se encuentra frente a frente con esa humana y [...] se da cuenta de que algo muy malo está a punto de suceder. [...] (Extracto de la introducción).

jueves, 3 de mayo de 2018

Describiendo a... (e-LXXVIII)

Título: Un amor despiadado (en el idioma original, No Mercy).

Autor: Sherrilyn Kenyon.

Sinopsis: El mal deja su perversa huella en el corazón y en el alma. Cuando la luna brille ensangrentada, de demonios la tierra se verá inundada. La última vez que Samia presenció algo así fue la noche en la que esta guerrera amazona dejó atrás su vida humana. [...]. [...] Dev Peltier lleva dos siglos ejerciendo de centinela del Santuario y en ese tiempo ha visto de todo. O eso creía. Ahora sus enemigos han descubierto una nueva fuente de poder, que se burla de todo lo que la había precedido. [...] (Extracto de la introducción).