miércoles, 31 de diciembre de 2014

Describiendo a... (CIV)

Título: Conejo de Pascua y su ejército en el centro de la Tierra (en el idioma original, Aster Bunnymund and the Warrior Eggs at the Earth's Core).

Autor: William Joyce.

Sinopsis: [...] Parece que ahora el malvado enemigo de los niños está urdiendo una terrible venganza, y los Guardianes sospechan que se ha escondido bajo tierra. Pero si es así, ¿cómo van a encontrarlo? Aquí entra en escena Conejo de Pascua, Bunny para los amigos, el único emisario de la legendaria hermandad de conejos guerreros de tamaño e intelecto imponentes. Bunny domina las artes marciales y es brillante, sagaz y un excavador de túneles extraordinario. Cuenta también con la ayuda de unos soldados muy especiales. [...] (Extracto de la solapa de la portada de mi ejemplar).

sábado, 27 de diciembre de 2014

Tinta a la Carta LXX: Cena en tres tiempos

~Entrada~
Guardianes del Crepúsculo
(Serguei Lukyanenko)
—Pues la historia es muy simple, Vitêzslav. Antes de la guerra, estuve trabajando en Uzbekistán. Samarcanda, Bujará, Tahkent… Por aquel entonces, estaba casado. Y un buen día, me llamaron urgentemente a Moscú. Sabía que había tenido un hijo, pero jamás lo conocí. Estábamos en guerra… No había tiempo para nada más. Después, la madre del niño murió. Y se perdieron sus huellas.
—¿Quiere decir que ni siquiera usted pudo encontrarlo? —preguntó incrédulo Vitêzslav.
—Ni siquiera yo. En los registros constaba que había muerto. De difteria…
—Esto parece un culebrón mexicano —intervino Edgar […].

~Plato Fuerte~
Oscuros. La Trampa del Amor.
(Lauren Kate)
Luce abrió la boca, pero no quiso oír cómo se le quebraba la voz. Una vida sin Daniel era inimaginable. Pero también lo era regresar a su vida actual, tratar de estar con él y que eso la matara para siempre. Se había esforzado mucho por hallar un modo de romper la maldición, pero seguía sin dar con la respuesta. Tal vez la solución fuera ésa. Ahora parecía horrible, pero, si regresaba a su vida y no conocía a Daniel, no lo añoraría. Ni tampoco la añoraría él. Quizá fuera lo mejor. Para los dos.
Pero no. Ellos eran almas gemelas. Y su amor no era lo único que Daniel había aportado a su vida. Le debía conocer a Arriane, a Roland y a Gabbe. Incluso a Cam. Gracias a todos ellos, había aprendido mucho de sí misma […]. Sin Daniel, jamás habría ido a la Escuela de la Costa, jamás habría encontrado a sus fieles amigos Shelby y Miles. ¿Habría siquiera ido a Espada & Cruz? ¿Dónde demonios estaría? ¿Quién sería?

~Postre~
Los Voradores
(Simon Holt)
De pronto, la lámpara estalló, blanca y caliente, y el vidrio se destrozó. Dejé escapar un grito también y me cubrí la cabeza, porque algo de queroseno había salpicado la nieve y saltaron llamas en el aire alrededor de nosotros. El espantapájaros degollado que estaba en el piso se incendió y crepitaba mientras se consumía. Se formó una macabra columna de humo se alzó como una serpiente negra gigante y se enrolló alrededor de mi hermano sobre la cruz.
Que Dios me perdone, pero salí corriendo, Corrí tan rápido como pude, con el frío quemando mis pulmones y los gritos de Jeremiah quemando mis oídos. No lo salvé. No lo traje de regreso.

Con mis agradecimientos para Nea Poulain, por la idea para el ciclo de entradas "Tinta a la Carta".

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Describiendo a... (CIII)

Título: Nicolás San Norte y la batalla contra el Rey de las Pesadillas (en el idioma original, Nicholas St. North and the Battle of the Nightmare King).

Autor: William Joyce.

Sinopsis: Nicolás San Norte, rufián, temerario espadachín y célebre forajido. Famoso por su destreza en el manejo de armas, se dedicaba a buscar y obtener tesoros y riquezas a cualquier precio. No podía decirse que tuviera madera de héroe. Pero los héroes no nacen... los héroes se forjan. Cuando los auténticos villanos aparecen en escena, adoptando las siniestras formas de Sombra y sus aterradores temores, Norte descubre otra manera de poner en práctica sus afamadas habilidades marciales. (Extracto de la solapa de la portada de mi ejemplar).

sábado, 20 de diciembre de 2014

Tinta a la Carta LXIX: Merienda en cuatro tiempos

~Aperitivo~
Del amor y otros demonios
(Gabriel García Márquez)
La trenza mal prendida se desenrolló casi hasta el piso. La tornera no creyó que fuera natural. El marqués trató de enrollarla. La niña lo apartó, y se la arregló sin ayuda con una habilidad que sorprendió a la tornera.
«Hay que cortársela», dijo.
«Es una manda a la Santísima Virgen hasta el día que se case», dijo el marqués.
La tornera se inclinó ante la razón. Tomó a la niña de la mano, sin darle tiempo para una despedida, y la pasó por el torno. Como el tobillo le dolía al caminar, la niña se quitó la chinela izquierda. El marqués la vio alejarse, cojeando del pie descalzo, y con la chinela en la mano. Esperó en vano que en un raro instante de piedad se volviera a mirarlo. El último recuerdo que tuvo de ella fue cuando acabó de atravesar la galería del jardín, arrastrando el pie lastimado, y desapareció en el pabellón de las enterradas vivas.

~Entrada~
Hija de Humo y Hueso
(Laini Taylor)
—No conozco muchas reglas para regir la vida —había afirmado —Pero te enseñaré una muy sencilla. No metas en tu cuerpo cosas innecesarias. Nada de venenos ni de productos químicos, tampoco gases, tabaco o alcohol, ningún objeto afilado ni agujas prescindibles (drogas o tatuajes) y, por supuesto… ningún pene innecesario.
—¿Penes innecesarios? —había repetido Karou, encantada con la expresión a pesar de su dolor —¿Existe alguno que sea necesario?
—Cuando aparezca el adecuado, lo sabrás —había añadido Brimstone —Deja de desperdiciar tu vida, niña. Espera a que llegue el amor.

~Plato Fuerte~
La Encantadora
(Michael Scott)
—No necesitamos a nadie, hermanita —dijo Josh —En realidad, nunca hemos necesitado a nadie más. Haremos lo que consideremos más correcto. No lo que Isis y Osiris quieran. Somos poderosos, puede que más poderosos de lo que ellos creen.
Sophie asintió, mostrando así su acuerdo.
—¿Cómo ha dicho Osiris? «En este momento y lugar de la historia son las personas más valiosas y fundamentales de todo el mundo.»
—Oh, creo que somos más importantes que eso —bromeó Josh —Somos otra de las variables que han olvidado tener en cuenta.
—Una variable incontrolable.

~Postre~
La maldición de Odi
(Maite Carranza)
—La información que me acaba de llegar es muy importante. Escuchadme bien. Me dicen que Anaíd ha conseguido burlar la vigilancia de las guardianas del Teide y ha penetrado en el cono del volcán. Para todas aquellas que desconozcan el significado, os lo resumiré.
Criselda miró con lástima a Selene antes de continuar.
—Anaíd ha entrado en el Camino de Om, el camino que conduce al reino de los muertos. La maldición afirma que los muertos no le permitirán salir con vida. La elegida, traidora o no, está condenada a morir.
Selene, sin poder remediarlo y a pesar de la premura de Karen en atenderla, cayó al suelo desvanecida.

Con mis agradecimientos para Nea Poulain, por la idea para el ciclo de entradas "Tinta a la Carta".

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Describiendo a... (CII)

Título: El Hombre de la Luna (en el idioma original, The Man in the Moon).

Autor: William Joyce.

Sinopsis: Allí, en el cielo. ¿No lo ves? No, no la Luna. El Hombre de la Luna. No siempre ha sido un hombre. Ni siempre ha estado en la Luna. [...] Os presento al primer Guardián de la Infancia, HL, el Hombre de la Luna. (Extracto de la solapa de la portada de mi ejemplar).

sábado, 13 de diciembre de 2014

Tinta a la Carta LXVIII: Comida en cinco tiempos

~Aperitivo~
Los Reyes Malditos IV. La Ley de los Varones
(Maurice Druon)
—¿Desde cuándo —prosiguió el joven duque levantándose —ha sido introducida esta novedad en nuestras costumbres? ¡Desde ayer, creo yo! ¿Desde cuándo las hijas, si faltan los hijos, han de ser privadas de la corona de sus padres?
El condestable se levantó también.
—Desde el instante, señor duque —dijo con calculada rectitud —en que cierta hija deja de ofrecer al reino la garantía de haber nacido del padre de quien se le quiere hacer heredera. Enteraos de una vez de lo que dice todo el mundo, lo cual vuestro primo Carlos de Valois nos ha repetido muchas veces en el consejo privado. Francia es un país demasiado grande y hermoso, señor duque, para que se pueda, sin que hayan deliberado los pares sobre ello, transmitir la corona a una princesa de la que no se sabe si es hija de rey o de escudero.

~Entrada~
Correr o Morir
(James Dashner)
—Newt, ¡¿qué está pasando?!
El chico lo observó rápidamente y se acercó a él. Lucía sorprendentemente calmo en medio del caos y le dio una palmada en la espalda.
—Significa que un maldito Novato está subiendo en la Caja —contestó, y después hizo una pausa, como esperando impresionarlo —Eso es, ahora mismo.
—¿Y?
Al mirarlo más atentamente, Thomas se dio cuenta de que lo que había confundido con calma era en realidad incredulidad, tal vez hasta entusiasmo.
—¿Y? —repitió Newt, boquiabierto —Nunca aparecieron dos Novatos en el mismo mes, mucho menos durante dos días seguidos.
No bien dijo eso, se alejó corriendo hacia la Finca.

~Plato Fuerte~
Diablo Guardián
(Xavier Velasco)
No estoy segura de querer contarte lo del dinero. Preferiría que esa parte la inventaras tú. Ya te di todo lo importante, ¿ajá? Tienes la ubicación de la caja fuerte, el dato de que estaba descompuesta, todo lo que pasó antes. ¿Qué te voy a contar? Además, no me estoy confesando. Ni siquiera voy a enterarme si me perdonaste todos mis pecados. Supongo que lo más seguro es de una vez decepcionarte hasta el final. Igual no necesito decir más para que me consigas lugar en el Infierno. Desfalqué a mi familia, ¿no te basta? Podrías ir pensando que si eso hago con los de mi sangre, qué no haría cualquier día contigo. Y ya que creas eso no te va a costar ningún trabajo completar la historia de la hija ladrona y malagradecida.

~Entremés~
Cazadores de Sombras. Los Orígenes 1. Ángel Mecánico
(Cassandra Clare)
—No me gusta nada el chocolate.
Will la miró horrorizado.
—¿A qué tipo de monstruo puede no gustarle nada el chocolate?
—Él se lo come todo —le explicó Agatha a Tessa con una sonrisa plácida […]
Tessa, divertida […], halagó a la humeante Agatha por su maestría en la enorme cocina […].
—Lo ha hecho bien —comentó Will cuando salieron de la cocina —Halagar a Agatha así. Ahora le tomará aprecio. No es bueno que Agatha no aprecie a alguien. Podría ponerle piedras en el atole del desayuno.

~Postre~
Una vacante imprevista
(J. K. Rowling)
Si hubiera estado sobria, habría tardado menos, pero al final Samantha comprendió de qué iba todo aquello, y por qué pendía sobre la mesa un extraño ambiente de celebración. Su embriaguez, hasta entonces liberadora, se volvió de pronto restrictiva, pero no estaba segura de que su lengua se mostrara dócil tras una botella de vino y un largo silencio. Y así, se limitó a pensar las palabras en lugar de pronunciarlas en voz alta.
«Miles, más vale que les digas que primero debes consultarlo conmigo.»

Con mis agradecimientos para Nea Poulain, por la idea para el ciclo de entradas "Tinta a la Carta"

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Describiendo a... (CI)

Título: Diablo Guardián.

Autor: Xavier Velasco.

Sinopsis: Violetta tiene quince años cuando cruza la frontera con más de cien mil dólares robados a sus padres, asimismo excelentes amigos de lo ajeno. Azarosamente desembarcada en Nueva York, sobrevive durante cuatro años a todo tren, gastando varios kilogramos de dinero mal habido. Para mantener ese ritmo, [...] se enseña a enganchar hombres en lobbies de hoteles lujosos. [...] Tampoco sabe que Nefastófeles [...] será una daga clavada en su bella espalda hasta que ya de vuelta en México, se tope con Pig, y llegue entonces la hora del Diablo Guardián. [...] (Extracto de la contraportada de mi ejemplar).

sábado, 6 de diciembre de 2014

Tinta a la Carta LXVII: Almuerzo en cuatro tiempos

~Aperitivo~
El guardián de los dragones
(Carole Wilkinson)
—¿Qué pone? —su voz era solo un susurro.
—Ping —dijo la voz del dragón.
—¿Es mi nombre?
El dragón inclinó la cabeza de nuevo.
—Ping —repitió la niña esclava.
—Tus padres te pusieron ese nombre —dijo el dragón.
Los ojos de Ping se llenaron de lágrimas mientras repetía su nombre una y otra vez. Mucha gente tenía dos nombres. Alguna gente importante incluso tenía tres. Ella estaba contenta de tener finalmente uno.

~Entrada~
La daga
(Philip Pullman)
Se acercó de puntillas a la ventana. Aprovechando el resplandor de la farola de la calle, colocó con cuidado las manecillas del aletiómetro y dejó la mente en blanco para formular una pregunta. La aguja comenzó a moverse por el círculo alternando una serie de pausas y avances tan veloces que apenas si se discernían.
«¿Qué es? ¿Amigo o enemigo?», inquirió.
«Es un asesino», contestó el aletiómetro.
Aquella respuesta la tranquilizó de inmediato. Aquel chico poseía virtudes ciertamente útiles, como la capacidad para localizar comida o mostrarle la forma de llegar a Oxford, pero podía haber sido un cobarde o un tipo indigno de confianza. Un asesino, en cambio, constituía una compañía digna. Con él se sentía tan protegida como con Iorek Byrnison, el oso acorazado.
Cerró los postigos para que no le molestara la luz de la mañana y salió sin hacer ruido.

~Plato Fuerte~
InterWorld
(Neil Gaiman y Michael Reaves)
Debajo de la plantilla guardaba doblado un billete de cinco dólares. Mi madre me obliga a llevarlo para casos de emergencia. Lo saqué, volví a calzarme, conseguí cambio y me subí a un autobús que me dejaba cerca de casa mientras iba rumiando qué decirles al señor Dimas, a Rowena e incluso a Ted, y preguntándome si tendría algún golpe de suerte en las próximas doce horas que me hiciese pescar una enfermedad tan contagiosa que me impidiese volver al instituto hasta final de semestre.
Sabía que mis problemas no acabarían al llegar a casa, pero al menos ya no estaría perdido.
Resultó, sin embargo, que no tenía ni idea de lo que significaba esa palabra.

~Postre~
La hija de la noche
(Laura Gallego García)
—De todas formas —concluyó —le alegrará saber que han dado caza a ese… animal salvaje.
—No dude que lo haremos, señorita Isabelle. A propósito, ¿sigue usted con aquel problema de insomnio? —preguntó Max, al darse cuenta de que el rostro de la joven aún seguía mostrando unas profundas ojeras.
Ella le dirigió una larga mirada y Max creyó percibir en sus ojos un destello de advertencia.
—Lamentablemente, sí. Me temo que soy una hija de la noche, señor gendarme. Se está poniendo el sol; la jornada para mí no ha hecho más que empezar.

Con mis agradecimientos para Nea Poulain, por la idea para el ciclo de entradas "Tinta a la Carta".

jueves, 4 de diciembre de 2014

Describiendo a... (e-XXXV)

Título: Sin culpa (en el idioma original, Blameless).

Autor: Gail Carriger.

Sinopsis: Lady Maccon se convierte en el escándalo de la temporada de Londres al abandonar la casa de su marido y regresar con su horrible familia. La reina Victoria la despide del Consejo de la Sombra y la única persona que puede explicar algo, lord Akeldama, abandona inesperadamente la ciudad. Para colmo, Alexia es atacada por una mariquita mecánica asesina, indicando, como solo las mariquitas pueden hacerlo, el hecho de que todos los vampiros de Londres están ahora muy interesados en ver a Alexia completamente muerta. [...] (Extracto de la introducción).

sábado, 29 de noviembre de 2014

Tinta a la Carta LXVI: Desayuno en tres tiempos

~Entrada~
El dragón de hielo
(George R. R. Martin)
[…] Siempre recogía las sobras cuando su familia acababa de comer, las llevaba al lugar secreto donde estaba construyendo su castillo y las esparcía allí. De modo que los castillos que construía estaban llenos de reyes y cortesanos todos los inviernos; pequeñas criaturas peludas que salían del bosque, pájaros invernales con el plumaje blanco y cientos y cientos de lagartijas de hielo que se retorcían y se movían con gran esfuerzo, frías, rápidas y gruesas. Adara prefería las lagartijas de hielo a cualquiera de las mascotas que su familia había tenido a lo largo de los años.
Pero al que de verdad quería era al dragón de hielo.

~Plato Fuerte~
Nicolás San Norte y la batalla contra el Rey de las Pesadillas
(William Joyce y Laura Geringer)
El Ánima miró a Norte a los ojos. Avanzó alzando las monedas de oro. Después alargó las dos manos… y miles de monedas se derramaron sobre el suelo. Tenía el tesoro ahí mismo. Solo tenía que cogerlo. Realmente quería cogerlo. Pero Petrov se irguió y golpeó el suelo con los cascos. De pronto, Norte pudo oír gritos que venían del pueblo. Apartó los ojos del Ánima y el rugido del oso y los gritos de pánico inundaron sus oídos. ¡Eran gritos de niños! Sonaba como si… ¡como si temieran por sus vidas! El sonido le llegó a Norte al alma: le llegó a una parte del corazón que ni siquiera sabía que existía. Y por primera vez en su vida, dio la espalda a un tesoro.

~Postre~
La lección de August
(R. J. Palacio)
—¿Siempre vas a tener ese aspecto, August? —susurró Jack —Quiero decir, ¿no puedes hacerte una cirugía estética?
Sonreí y me señalé la cara.
—Oye, que este aspecto lo tengo gracias a la cirugía estética.
Jack se dio una palmada en la frente y se puso a reír como un histérico.
—¡Deberías demandar a tu médico! —contestó entre risas.
Los dos nos reímos tanto que no pudimos parar ni siquiera cuando el señor Roche se acercó a nosotros y nos obligó a cambiar de sitio con los niños que teníamos cada uno a nuestro lado.

Con mis agradecimientos para Nea Poulain, por la idea para el ciclo de entradas "Tinta a la Carta".

jueves, 27 de noviembre de 2014

Describiendo a... (e-XXXIV)

Sí, estas portadas no son lo más
genial, pero al menos encajan (?)
Título: Sin cambios (en el idioma original, Changeless).

Autor: Gail Carriger.

Sinopsis: Alexia Maccon, recientemente convertida en lady Woosley, se despierta a media tarde y descubre que su marido, en lugar de dormir plácidamente como todo hombre lobo que se precie, está inmerso en una discusión a pleno pulmón de la que acto seguido, desaparece sin siquiera despedirse, dejando a la pobre Alexia sola con el regimiento de soldados sobrenaturales que acaba de acampar frente a su casa, una plétora de fantasmas y una más que airada reina Victoria. [...] (Extracto de la introducción).

jueves, 20 de noviembre de 2014

Describiendo a... (e-XXXIII)

La portada no es lo más genial del
mundo, pero no se fijen mucho en eso.
Título: Sin alma (en el idioma original, Soulless).

Autor: Gail Carriger.

Sinopsis: Alexia Tarabotti debe desenvolverse bajo muchas y variadas tribulaciones sociales. En primer lugar, no tiene alma. En segundo, es una soltera cuyo padre es italiano y, además, está muerto. Y en tercer lugar, ha sido groseramente atacada por un vampiro sin ningún respeto por la etiqueta social. ¿Qué puede esperarse de todo eso? Aparentemente nada bueno, pues Alexia mata accidentalmente al vampiro y el atroz lord Maccon (ruidoso, indecoroso, atractivo y hombre lobo) es enviado por la Reina para investigar el caso. Con inesperados vampiros apareciendo y esperados vampiros desapareciendo, todo el mundo parece estar convencido de la culpabilidad de Alexia. [...] (Extracto de la introducción).

lunes, 17 de noviembre de 2014

Personalidad Literaria XLV: Diversión a la orden

Nombre: Selene Tsinoulis.

Libro de origen: El desierto del hielo.

Descripción: Es considerada muy guapa, alegre e incluso "rebelde" entre las suyas. Por mucho tiempo lució cierto look, pero lo cambió en cuanto se sinceró con su hija. Es una de las más poderosas no solo de su clan, debido a las cosas que ha vivido.

Consigna que cumple: #7, Personaje que dé/asista a una fiesta.

¿Por qué cumple esta consigna? Aunque a Selene se le conoce desde el inicio de la trilogía La guerra de las brujas, es en El desierto de hielo donde se conoce su juventud y, por lo tanto, se ve que fue como muchas otras chicas, que solo buscaban pasar un buen rato.
Carla era graciosa y muy clara. Decía lo que pensaba y a mí me reprochaba siempre que, al pasar por delante de cualquier obra, me llevase las miradas y los silbidos de los albañiles. Tuviese razón o no, me dejó plantada y no tuve más remedio que ir sola a la fiesta.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Describiendo a... (C)

Título: Desayuno en Tiffany's (en el idioma original, Breakfast in Tiffany's).

Autor: Truman Capote.

Sinopsis: Holly Golightly se encuentra, sin duda, entre los personajes más cautivadores de la literatura de todos los tiempos. Joven y atractiva, la protagonista es una texana que se introduce poco a poco en la alta sociedad del Nueva York de los años cuarenta. Mezcla de inocencia y picardía, Holly se contenta con vivir el día a día, rechaza las ataduras emocionales, se siente desterrada en todas partes y solo encuentra solaz al entrar en la famosa joyería Tiffany's, lugar que para ella encarna una especie de paraíso terrenal. [...] (Extracto de la contraportada de mi ejemplar).

lunes, 10 de noviembre de 2014

Personalidad Literaria XLIV: Nueva vida en camino

Nombre: Elena.

Libro de origen: El clan de la loba.

Descripción: Morena y rolliza, da una sensación agradable en el trato, aunque a veces es algo estricta, consecuencia de tener muchos hijos. Vive en un pueblo pequeño del cual es bibliotecaria; por eso y por su amistad con su madre, la protagonista de la novela la conoce bien.

Consigna que cumple: #6, Una embarazada.

¿Por qué cumple esta consigna? Como se mencionó, Elena tiene varios hijos, y especialmente cuando inicia la novela se habla del tema, sobre todo si pensaba tener más vástagos.
Las tres se dispusieron a dar buena cuenta de la comida y Anaíd dedujo tres cosas de la conversación cruzada y algo enigmática que mantuvieron Criselda y Elena por encima de su cabeza.

Que Elena estaba embarazada por octava vez, pero que de nuevo era un varón. […]

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Describiendo a... (XCIX)

Título: Battle Royale (en el idioma original, igual).

Autor: Koushun Takami.

Sinopsis: [...] En la República del Gran Oriente Asiático está prohibido el rock, esa música decadente. Los jóvenes crecen en un estado totalitario y controlador que promueve la competitividad. Como medida de control de rebeliones, la administración pone en marcha el Programa: cada año, cincuenta grupos de distintas escuelas preparatorias son elegidos para luchar a muerte en la Battle Royale. Los alumnos son llevados a una isla. Las normas del juego son estrictas: no pueden escapar ni contactar con el exterior, y solo puede quedar uno. [...] (Extracto de la contraportada de mi ejemplar),

miércoles, 29 de octubre de 2014

Describiendo a... (XCVIII)

Título: El cuento de la criada (en el idioma original, The Handmaid's Tale).

Autor: Margaret Atwood.

Sinopsis: [...] En el estado de Gilead, donde tras una hecatombe nuclear la población ha visto disminuida su capacidad de reproducción, las Criadas, vestidas con hábitos rojos de la cabeza a los pies, con el rostro cubierto por un velo transparente y enmarcado por una toca blanca, desempeñan una función esencial: concebir y dar a luz a futuros ciudadanos. Destinadas a esta empresa suprema, viven enclaustradas y reducidas a ser un cuerpo con una única misión: reproducirse. [...] (Extracto de la contraportada de mi ejemplar).

miércoles, 22 de octubre de 2014

Describiendo a... (XCVII)

Título: Del amor y otros demonios.

Autor: Gabriel García Márquez.

Sinopsis: [...] En el esplendor y decadencia de la América esclavista del siglo XVIII se escribió la historia de Sierva María de Todos los Ángeles, la marquesita recluida en un convento donde enfrentará el prejuicio y la ignorancia de su tiempo, los horrores de la Inquisición y de la enfermedad incurable, y el dolor inagotable del amor sin esperanza. [...] (Extracto de la contraportada de mi ejemplar).

miércoles, 15 de octubre de 2014

Describiendo a... (XCVI)

Título: Una vacante imprevista (en el idioma original, The Casual Vacancy).

Autor: J. K. Rowling.

Sinopsis: Con su plaza adoquinada y su antiquísima abadía, Pagford parece un típico pueblecito inglés, un lugar idílico en el que la vida transcurre con plácida tranquilidad. Sin embargo, sus habitantes están inmersos en una realidad muy diferente. Tras la conmoción causada por la súbita muerte de Barry Fairbrother, se desencadena una auténtica batalla en sordina por ocupar la vacante dejada por Barry en el concejo parroquial, donde se dirime el destino de una urbanización de dudosa legalidad. [...] (Extracto de la contraportada de mi ejemplar).

jueves, 9 de octubre de 2014

Describiendo a... (e-XXXII)

Título: El catalejo lacado (en el idioma original, The Amber Spyglass).

Autor: Philip Pullman.

Sinopsis: Lyra y Will deben encontrarse con su destino. Sin embargo, nada es como ellos creían. Muchos misterios aparecieron durante sus aventuras en Luces del Norte y La daga: la misteriosa relación entre los niños y el Polvo, el origen del los daimonions, los agujeros de una dimensión a otra… Paso a paso, los dos amigos han logrado desentrañar muchas de estas incógnitas. Pero ahora han de comprender por qué son ellos los elegidos. Gracias a la ayuda de sus compañeros de siempre, como Iorek Byrnison y las brujas, y la aparición de nuevos personajes decisivos, como los gallivespianos, Will y Lyra podrán llegar al país de los muertos y averiguar el auténtico sentido de todo lo que han vivido. Pero los sacrificios que deberán hacer son dolorosos… (De la introducción).

jueves, 2 de octubre de 2014

Describiendo a... (e-XXXI)

Título: La daga (en el idioma original, The Subtle Knife).

Autor: Phillip Pullman.

Sinopsis: Will tiene doce años y acaba de matar a un hombre que buscaba información de su padre desaparecido. Al suceder, huye para descubrir la verdad de su desaparición. El camino que seguirá para cumplir su misión es sorprendente. Pasará a otra dimensión y, una vez allí, conocerá a una extraña y salvaje niña llamada Lyra. También ella tiene un objetivo por el cual dejarlo todo. Hasta que no logren sus propósitos, ninguno de los dos dejará de luchar. [...] (Extracto de la descripción).

jueves, 25 de septiembre de 2014

Describiendo a... (e-XXX)

Título: Luces del Norte (en el idioma origina, Northern Lights).

Autor: Philip Pullman.

Sinopsis: Lyra solo tiene once años, pero ya está marcada por el destino. Los niños de Oxford están desapareciendo, y se rumorea que lo mismo sucede en otros lugares. Armada con su aletiómetro, un objeto único en el mundo que le permite adivinar aquello que nadie sabe, Lyra parte hacia el Polo Norte con un propósito: salvar a los niños y descubrir qué se oculta tras sus desapariciones. Pero descubrirá que el mundo en el que vive es más complejo de lo que ella creía, y para cumplir con su destino deberá reunir todo su valor. [...] (Extracto de la descripción).

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Describiendo a... (XCV)

Título: El caballero fantasma (en el idioma original, Geisterreitter)

Autor: Cornelia Funke.

Sinopsis: Jon Whitcroft está molesto porque su madre lo ha enviado al internado de Salisbury. Ahora debe vivir en un lugar frío y viejo, con personas extrañas, y hasta debe compartir cuarto. Todo cambia cuando una noche aparecen frente a su ventana tres fantasmas que van a matarlo. Por fortuna, en Salisbury también estudia Ela, una valiente niña que, además de creer en espíritus, le dirá cómo despertar al único fantasma que puede ayudarlo a poner fin a la cacería: William Longspee. (De la contraportada de mi ejemplar).

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Describiendo a... (XCIV)

Título: Virus letal. El comienzo (en el idioma original, The Kill Order).

Autor: James Dashner.

Sinopsis: Antes de que existiera CRUEL, antes de que se construyera el Laberinto y mucho antes de que Thomas ingresara en el Área, las llamaradas solares azotaron la Tierra y destruyeron el mundo que la Humanidad daba por sentado. Mark y Trina estaban allí cuando eso ocurrió, y sobrevivieron. Pero sobrevivir a las llamaradas fue sencillo, comparado con lo que vendrá después. Ahora una enfermedad que nubla la mente con ira y dolor, se expande por todo el territorio y hay algo muy sospechoso sobre su origen. [...] (Extracto de la solapa de la contraportada de mi ejemplar).

sábado, 6 de septiembre de 2014

Tinta a la Carta LXV: Cena en tres tiempos

~Entrada~
Guardianes del Día
(Serguei Lukyanenko)
—De todos modos, continúo perteneciendo a la Guardia Nocturna. No creas ni por un instante que lo he olvidado. Y me parece que en este juego sucio no soy más que un peón… O no… quizá sea más bien una pieza de mayor entidad que ha dado muerte a otra pieza enemiga y, al hacerlo, se ha colocado en el centro del campo de batalla… Pero lo que me diferencia de una pieza de ajedrez es mi capacidad de pensar. Confío en que también tú conservas esa capacidad. Como te he dicho, ya todo me da igual. Salvo una cosa: ¡quiero saber quién va a ganar la partida! Adivinémoslo juntos.

~Plato Fuerte~
Desnuda la Noche
(Sherrilyn Kenyon)
Se percató de que la chica se debatía consigo misma entre si contestarle o no, aunque no podía culparla. ¡Por Dios! En una sola noche había logrado que insultaran a Wren, que lo atacaran y que le dispararan. No, ¡en menos de una hora! El pobre no querría volver a verla en la vida.
Aimée entrecerró los ojos al tiempo que retrocedía unos pasos.
—Tú eres la que le has mandado todas esas flores, ¿verdad?
—Sí. Y si hubiera sabido que estaba herido, habría mandado muchas más.
Eso pareció hacerle gracia.

~Postre~
Archivo ADO1905
(Daniel J. Oropeza)
19 de junio del 2235, 7:39 PM -4:00 GTM
Lo he conseguido, ahora me siento mucho más libre y mucho menos vigilado. Aún no sé por qué no nos sentimos extraños al saber que hay por lo menos una persona viéndonos las veinticuatro horas al día, los siete días de la semana, las cincuenta y dos semanas, los trescientos sesenta y cinco días y cada año de nuestras vidas.
Le he dado un beso a Víctor y ¿sabes cómo se siente? Mejor que una canción de La Oreja de Van Gogh.
Cuídate de las cámaras,
Julián.

(Con mis agradecimientos para Nea Poulain, por la idea para el ciclo de entradas "Tinta a la Carta").

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Describiendo a... (XCIII)

Titulo: La cura mortal (en el idioma original, The Death Cure).

Autor: James Dashner.

Sinopsis: Thomas no puede confiar en CRUEL. La organización le robó sus recuerdos y lo encerró en el Laberinto. Luego lo dejó al borde de la muerte, en el Desierto. Y lo separó de los Habitantes, sus únicos amigos. Ahora CRUEL asegura que el tiempo de las mentiras ha terminado. Con toda la información que reunió gracias a las Pruebas, está en condiciones de avanzar en la cura de la Llamarada. Pero Thomas debe pasar por la Prueba Final. [...] (Extracto de la solapa de la contraportada de mi ejemplar).

sábado, 30 de agosto de 2014

Tinta a la Carta LXIV: Merienda en cuatro tiempos

~Aperitivo~
Tardes con Margueritte
(Marie-Sabine Roger)
—De hecho, todas son diferentes… Si no pones atención, no puedes darte cuenta, pero cuando las observas bien, se veo que no hay dos iguales. Tienen su propio carácter, incluso su manera de volar. Por eso digo que son como los niños. Si hubiese tenido críos, estoy seguro de que no los confundiría…
La abuelita sonrió.
—Bueno, si hubuera tenido diecinueve, habría que verlo…
Eso también me hizo gracia a mí.
Y no me río muy a menudo con las mujeres. Al menos, no con las ancianas.
Me resultó extraño, tuve la sensación de que éramos amigos, algo parecido. Más tarde descubrí la palabra que me faltaba: «cómplices».

~Entrada~
1984
(George Orwell)
—Si quieren que confesemos —replicó Julia —lo haremos. Todos confiesan siempre. Es imposible evitarlo. Te martirizan.
—No me refiero a la confesión. Confesar no es traicionar. No importa lo que digas o hagas, sino los sentimientos. Si no pueden obligarme a dejarte de amar… ésa sería la verdadera traición.
Julia recapacitó sobre ello.
—A eso no pueden forzar —dijo tras unos segundos —Es lo único que no pueden hacer. Pueden obligarte a decir cualquier cosa, pero no hay manera de que te lo hagan creer. Dentro de ti no pueden entrar nunca.
—Eso es cierto —dijo Winston con algo de esperanza —No pueden quebrantar nuestra alma. Si logramos sentir y sabemos que merece la pena defender nuestra naturaleza humana aun cuando esto no amerite resultados visibles y positivos, les habremos derrotado.

~Plato Fuerte~
El Brujo
(Michael Scott)
—¿Motivo suficiente para romper la promesa que una vez hiciste a tu maestro Inmemorial y a un monstruo con cola de pájaro?
Maquiavelo asintió.
—Motivo suficiente —acordó.
—Sabía que dirías eso —comentó el inmortal americano mientras estrechaba la mano del italiano —Eres un buen hombre, Nicolás Maquiavelo.
—No estoy tan seguro. En este momento mis pensamientos me convierten en un waerloga, en un profanador de juramentos, en un Brujo.
—Brujo —repitió Billy el Niño ladeando la cabeza —Me gusta. Suena bien. Estoy considerando la opción de convertirme también en brujo.

~Postre~
El desierto de hielo
(Maite Carranza)
—¿Me das un beso de despedida?
La fracción de segundo durante la cual Anaíd estuvo pensando sobre lo que debía hacer o decir fue la más larga de su vida.
Pero en ese mismísimo momento, para bien o para mal, un zumbido insistente en su cabeza la hizo reaccionar con una rapidez sorprendente, dar un salto alejándose de Roc y salir corriendo hacia la puerta al tiempo que agitaba la mano disculpándose.
—Hasta luego, ciao, me tengo que ir, te escribiré.
Estaba recibiendo una llamada telepática urgente de Selene. Algo sucedía.

(Con mis agradecimientos para Nea Poulain, por la idea para el ciclo de entradas "Tinta a la Carta").

miércoles, 27 de agosto de 2014

Describiendo a... (XCII)

Título: Prueba de Fuego (en el idioma original, The Scorch Trials).

Autor: James Dashner.

Sinopsis: Thomas y sus amigos descansan después de escapar del Laberinto. Por fin sienten que están a salvo. Pero unos gritos desquiciados los despiertan y los enfrentan a una realidad más aterradora que la anterior. Para sobrevivir, deberán emprender una travesía en la que cada desafío los enfrentará a nuevos peligros: calor ardiente, destrucción, un aire irrespirable. Cada paso es una sorpresa en una caminata casi apocalíptica. Lo que quedó del mundo es un páramo, a través del cual deben peregrinar hacia la esperanza (o quién sabe...). Emplazados, perseguidos, rodeados de locura, enfermedad y muerte; amenazados por cuerpos con llagas, devastados por la Llamarada; sin poder confiar en los adultos delirantes, hambrientos y violentos, que los acechan a cada paso. [...] (Extracto de la contraportada de mi ejemplar).

sábado, 23 de agosto de 2014

Tinta a la Carta LXIII: Comida en cinco tiempos

~Aperitivo~
Los Reyes Malditos III. Los Venenos de la Corona
(Maurice Druon)
Causa una extraña impresión ver a un hombre, teniendo la casi plena seguridad de que antes de seis meses habrá muerto, y oírle hacer inútiles proyectos para un porvenir que probablemente no verá. «Si llega a noviembre…», se decía Martín. Porque aparte del temible paso de junio, el astrólogo había descubierto un segundo aspecto funesto […]. «Dos conjunciones fatales con seis meses de intervalo. Si verdaderamente engendra, la segunda coincidirá con el nacimiento del niño… De todas formas, tales cosas no pueden decirse.»
Sin embargo, antes de partir con la bolsa que el rey acababa de entregarle, Martín se creyó obligado a añadir:
—Señor, una palabra más para la conservación de vuestra salud. Cuidaos del veneno, sobre todo al declinar la primavera.

~Entrada~
Sáfico
(Catherine Fisher)
—El deseo está consumiendo a la Cárcel. Todo empezó con Sáfico, porque cuando se puso el Guante, la Cárcel y él pasaron a tener una sola mente. Sáfico contagió a Incarceron.
—¿Cómo? ¿Le transmitió una enfermedad?
—No, un deseo. Y el deseo puede convertirse en enfermedad, Claudia —la miraba con fijeza, mientras su imagen temblaba y se desvanecía para volver a formarse al instante —Tú también tienes parte de culpa, por habérselo descrito todo con tanto detalle. Ahora Incarceron arde de anhelo. Pues, a pesar de sus miles de Ojos, hay una cosa que no ha visto jamás, y que daría lo que fuera por ver.
—¿Qué? —preguntó la joven en un suspiro, aunque ya lo sabía.
—El Exterior —susurró él.

~Plato Fuerte~
Scarlett. La continuación de Lo que el viento se llevó de Margaret Mitchell
(Alexandra Ripley)
—¡Cat!
Rhett la sacudió.
—¡Olvídate! Una gatita no importa. ¿Dónde están los establos, Scarlett? Necesitamos caballos.
—¡No seas tonto! —exclamó Scarlett —Debo encontrar a Cat. A Katie O’Hara. Es tu hija.
Rhett apretó los brazos de Scarlett tan fuerte, que la lastimó.
—¿De qué demonios estás hablando? —la miró a la cara —Respóndeme, Scarlett —dijo, sacudiéndola.
—No hay tiempo para explicaciones. Todo eso no importa ahora —Scarlett intentó liberarse, pero él tenía mucha fuerza.
—Para mí sí es importante —su voz revelaba la urgencia por saberlo todo.

~Entremés~
Cazadores de Sombras 5. Ciudad de Almas Perdidas
(Cassandra Clare)
Alec le lanzó una mirada incrédula mientras salía del elevador.
—¿Todo se está yendo a la porra y tú quieres saber cómo va mi relación con Magnus?
—Siempre me ha sorprendido esa expresión —repuso Isabelle, pensativa, mientras corría detrás de su hermano por el pasillo. […] —¿Por qué una porra? ¿Qué es una porra, y qué tiene de especial para que haya que ir allí?
 —Magnus y yo estamos bien, supongo —contestó Alec, que había sido el parabatai de Jace durante el tiempo suficiente para aprender a prescindir de las tangentes en la conversación.

~Postre~
Parque Mansfield
(Jane Austen)
—¿Por qué no tienes hoy encendida la chimenea?
Había nieve afuera, y Fanny estaba con un chal. Vaciló.
—No tengo frío, señor. No suelo estar aquí mucho tiempo, en esta época del año.
—Pero ¿la tienes encendida normalmente?
—No, señor.
—¿Cómo es eso? Aquí debe haber un error. Tenía entendido que utilizabas esta habitación para estar cómoda. Sé que no tienes chimenea en tu dormitorio. Aquí hay un malentendido que hay que corregir. No te conviene nada estar aquí, aunque solo sea media hora al día, sin tener la chimenea encendida. No eres fuerte y sé que eres muy sensible al frío. Seguro que tu tía no sabe nada de esto.
Fanny hubiera preferido guardar silencio, pero dado que estaba obligada a hablar, no pudo abstenerse de decir, en justicia de la tía que más amaba, algo en lo que destacó la frase “mi tía Norris”.

(Con mis agradecimientos para Nea Poulain, por la idea del ciclo de entradas "Tinta a la Carta").