jueves, 29 de enero de 2015

Describiendo a... (e-XXXVII)

Título: Preciada (en el idioma original, Prized).

Autor: Caragh M. O'Brien.

Sinopsis: Gaia Stone, comadrona de dieciséis años, se adentra en los páramos con su hermana casi recién nacida, unas pocas provisiones y un simple rumor a modo de brújula. Aunque sobrevive, es atrapada por las gentes de Sailum, sociedad distópica donde mandan las mujeres, pese a la superioridad numérica de los hombres, y donde besarse es delito. [...] Gaia debe someterse al estricto código social y a las opresivas reglas de la Matrarca Olivia. Entre tanto, dos hermanos compiten por ella mientras intentan comprender la trampa medioambiental que mantiene atrapados a los habitantes de Sailum, por lo que Gaia debe enfrentarse a la incómoda e inédita experiencia de sentirse deseada. [...] (Extracto de la introducción).

Formato: Digital (epub).

¿Qué les puedo decir? Como dije en la seudo-reseña de la primera parte, la distopía presentada por O'Brien tiene puntos creíbles, sobre todo en lo que respecta a la escasez de agua. Lo que se dedicó a explorar la autora fue el tipo de comunidades que surgirían conforme las necesidades de cada grupo y si bien el Enclave y la gente extramuros son uno de ellos, en Preciada surge algo más.

Tras los acontecimientos de Marca de Nacimiento, Gaia Stone se ve obligada a partir más allá de todo lo que conoce con su hermana recién nacida. El camino se torna peligroso en cierto punto, pero luego de algunos problemas, llega a un sitio llamado Sailum, una comunidad que, a través de los años, tuvo un aumento desmedido de su población femenina, lo cual es uno de los motivos por lo cual las mujeres son las que mandan y se implementaron reglas estricta para la convivencia entre los géneros. Gaia acepta unirse a la comunidad y a sus reglas, entre otras cosas, porque con eso le permitirán quedarse con su hermana, pero conforme va conociendo a Sailum y su modo de vida, se pregunta si esa es la decisión correcta. Eso sin contar con que, por primera vez, sabe lo que es gustarle a alguien, cosa que donde vivía, nunca le pasó debido, principalmente a su rostro marcado.

Si bien ha dejado atrás el Enclave y sus métodos, Gaia se topa con otra sociedad que, en cierta manera, reprime. Logra comprender la razón tras la mayoría de las reglas existentes, pero al mismo tiempo se siente oprimida por algunas situaciones que considera exageradas, por no decir absurdas. Y peor aún es cuando se entera de que, de no abandonar semejante lugar, podría tener para ella consecuencias catastróficas, lo mismo que para algunas personas que ha empezado a querer.

El final de esta entrega, aunque es una resolución buena para casi todos, también tiene sus puntos malos o tristes, que hacen que Gaia madure todavía más, consciente de que se viene algo que quizá termine con su escasa paz mental, antes de traerle el bien a quienes confían en ella.

Cuídense mucho y nos leemos a la próxima.

(Leído en 2014)

1 comentario:

  1. Paso pro encima porque quiero leer estos libros, me llama muchísimo ^^

    ResponderEliminar