miércoles, 29 de febrero de 2012

Describiendo a... (VI)

Título: Memorias de Idhún II. Tríada.

Autor: Laura Gallego García.

Sinopsis: "El dragón y el unicornio han llegado... El dragón y el unicornio están aquí..." La noticia corre como la pólvora entre los idhunitas contrarios a la tiranía de Ashran el Nigromante. Crecen así las esperanzas de que la ansiada profecía se cumpla y el mundo de Idhún sea liberado. (Extracto de la contraportada de mi ejemplar).

sábado, 25 de febrero de 2012

Tinta a la Carta XIII: Comida en cinco tiempos

~Aperitivo~
Un futuro para Opal
(Anne D. LeClaire)
—Creo que esta carta es para ti. El cartero debe de haberse confundido —conjetura Rosa, pasando por alto la invitación —El apellido es el mismo, pero está dirigida a un hombre, Raylee Gates.
—¡Oh! —Opal sonríe radiante —Soy yo. Raylee era mi nombre antes de que me lo cambiara por el de Opal.
—¿Cambiaste tu nombre?
—Hace cuatro años. Los ópalos son mis piedras favoritas. Tan delicados y lisos por fuera, pero por dentro lanzan llamas.

~Entrada~
Sepulcro
(Kate Mosse)
—Monsieur Baillard —dijo ella —Aún no me ha dicho qué significa la segunda inscripción, la que hay en el suelo.
—¿«Fuhji, poudes; Escapa, non»?
—Esas palabras, exactamente.
Se le nubló la mirada.
—«Podrás huir, pero no escapar».

~Plato Fuerte~
Lo que el Viento se Llevó
(Margaret Mitchell)
—¿Eres capaz, tú, Scarlett O’Hara, de decirme a mí que esta tierra de Tara no te importa nada?
Scarlett movió la cabeza obstinadamente. Sentía demasiado dolorido su corazón para que le preocupase irritar a su padre.
—La tierra es la única cosa del mundo que tiene algún valor —murmuró él, haciendo con sus cortos y gruesos brazos amplios ademanes de indignación —porque es la única que perdura. ¡No lo olvides! Es la única cosa que merece que trabajemos por ella, que luchemos por ella, que muramos por ella.
—¡Oh, papá! —protestó Scarlett, disgustada —¡Hablas como un irlandés!

~Entremés~
Orgullo y Prejuicio
(Jane Austen)
—¿Y me promete usted no hacer nunca semejante compromiso?
—No haré ninguna promesa de esa clase.
—¡Señorita Bennet! ¡Estoy horrorizada y sorprendida! Esperaba que fuese usted más sensata. Pero no se haga usted ilusiones: no pienso ceder. No me iré hasta que me haya dado la seguridad que le exijo.
—Pues la verdad es que no se la daré jamás. No crea usted que voy a intimidarme por una cosa tan disparatada. Lo que su Señoría quiere es que Darcy se case con su hija; pero si yo le hiciese a usted la promesa que ansía, ¿resultaría más probable ese matrimonio? Supongamos que esté interesado por mí; ¿si yo me negara a aceptar su mano, cree usted que iría a ofrecérsela a su prima? Permítame decirle, lady Catherine, que los argumentos en que ha apoyado usted su extraordinaria exigencia han sido tan frívolos como irreflexiva la exigencia. Se ha equivocado usted conmigo enormemente, si se figura que puedo dejarme convencer por semejantes razones. No sé hasta qué punto podrá aprobar su sobrino la intromisión de usted en sus asuntos; pero desde luego no tiene usted derecho a meterse en los míos. Por consiguiente, le suplico que no me importune más sobre esta cuestión.

~Postre~
Memorias de una Geisha
(Arthur Golden)
Te sorprenderá saber que era la primera vez en mi vida que me besaban. El General Tottori había apretado a veces sus labios contra los míos cuando había sido mi danna, pero había sido de una forma totalmente desapasionada. A veces me preguntaba si no lo haría sencillamente para descansar la cara en algún sitio. Incluso aquel Yasuda Akira, el hombre al que había seducido una vez en la Casa de Té Tatematsu y que me había regalado un kimono, me había besado cientos de veces en el cuello y en la cara, pero nunca había posado sus labios en los míos. Así que te puedes imaginar que aquel beso, el primero verdadero de mi vida, me pareció lo más íntimo que había experimentado nunca.

Con mis agradecimientos a Nea Poulain por la idea para el ciclo de entradas "Tinta a la Carta"

viernes, 24 de febrero de 2012

Acerca de lo Innombrable

Bueno, damas y caballeros, ¿han extrañado mis peroratas personales? ¿No? (Bell rueda los ojos). Válgame, he sido una ilusa. Pero me han de aguantar... a menos que cierren la ventana de su navegador ahora mismo.

Ya, después de semejante lapsus, les cuento exactamente a qué se debe esta entrada. No sé, tenía ganas de platicar algo de mí, en vez de sacar puras cosas de libros, como me pasa últimamente. Y ocurrieron un par de cosas sobre las que de verdad quiero explayarme.

Quizá algunos no lo sepan (o de plano no les importe), pero tengo como pasatiempo escribir fics. Tengo una serie, basada en Harry Potter, a la que llamo Saga HHP, que actualmente va por la cuarta entrega, titulada Los Arcanos Visionarios (y abreviada normalmente LAV). Intentar hacerles una sinopsis de toda la saga sería un desastre (y eso que soy la autora), así que no ahondaré mucho en eso, sino en algo que escribí hace poco para la cuarta entrega: "maté" a un personaje. Pero eso en mí no es novedad (al final de la tercera entrega de la saga, PGMMPrimera Guerra Mundial Mágica, escribí que Oliver Wood era asesinado), sino que acabara con uno de mis personajes originales, uno que a los lectores les encantaba y ¿para qué negarlo? Yo también adoraba escribir las escenas con ese personaje. En mi saga, era la hija de Fred y Angelina (Bell siente un nudo en la garganta, acordándose que la Innombrable mató a Fred en los libros de Harry Potter), una chica igual de bromista que el padre y tan guapa como la madre. La mencionada muerte salió, irónicamente, en el capi de LAV titulado "Los Enamorados", publicado en mis distintas cuentas de autora el 14 de febrero. Y tal como quizá han deducido, eso me ganó el apodo de Innombrable por parte de mis lectores... aunque yo misma me lo di en cuanto acabé de escribir esa muerte, así que ya se imaginarán cuánto trabajo me costó.

Por otro lado, quisiera comentar algo que todavía no me acabo de creer. ¿Por qué? Pues verán: tengo un hermano menor. Ése que mencioné que cumplió recientemente veinte años y me hace sentir vieja. Pues bien, ese muchacho, que es un gigante (mide más de un metro noventa), escucha rap con letras francamente espantosas para mi gusto y que suele ser bastante brusco... ¡Me pidió prestado un libro! Aclaro, mi hermano lee más bien poco, y los libros que a mí me gustan no suelen interesarle. Pero increíblemente, quiso este libro en particular y me dijo algo como "de aquí a marzo lo acabo, los martes tengo una hora libre en la uni y entonces lo leo". ¿Y a qué viene marzo? ¿No lo adivinan? Entonces quizá lo intuyan cuando les diga que el libro que me pidió prestado es Los Juegos del Hambre. ¡Sí, quiere leerlo antes de ir a ver la película que sale el mes entrante! Si alguien más tiene hermanos que en apariencia son su completo opuesto, y de repente se interesan por algo que a ustedes les gusta, supongo que podrán entenderme. Yo aún sigo recuperándome de la impresión. Aunque muy afectada ya no estoy, porque le presté el libro con mi consabido "quiero que lo cuides con tu vida, porque si le pasa algo, así te va". Claro, con lo enorme que es mi hermano, la amenaza parece no tener sentido, pero créanme, sé lo que debo decir para que mi hermano me haga caso. Soy la mayor, después de todo.

Hablando de ese hermano... Mi madre, mi hermana, mi cuñado y la hija de una prima me atraparon hoy recién llegada de un inventario (un día he de contarles cómo es eso) y mi madre soltó algo así como "Queremos ir al cine a ver Con el Diablo Adentro, ¿cooperas para las entradas? O vemos La Dama de Negro". Evidentemente, yo quería ver la segunda película. Así que nos lanzamos a un cine cercano, pero dejamos en la casa a mi hermano, profundamente dormido en su cuarto. Somos malvados, ¿no? Lo cuento aquí porque mi hermano nunca, jamás, lee algo que yo escriba, así que no creo que se entere de esta entrada en un futuro cercano. Por otra parte, debo declarar mi satisfacción por la mayoría de la película, y me encantó ver de nuevo a Daniel Radcliffe en la pantalla grande, aunque no encarnara a Harry Potter, porque actúa decentemente en esa cinta, me parece más o menos guapo y sus ojos azules me matan (Bell mira al vacío, soñadora).

Son desvaríos tontos, ¿cierto? Pero en fin, me inundan la cabeza últimamente, y tenía que sacarlos de alguna forma, ya que mi inspiración regresó inesperadamente de vacaciones y la ando aprovechando. Y claro, no quiero que nada me distraiga. Así soy de complicada, ¿cómo ven?

Cuídense mucho y nos leemos a la próxima.

jueves, 23 de febrero de 2012

Galardones para presumir

¡Hola, hola, mis queridísimos incautos! Bueno, ya, demuestren que de verdad están felices de leerme.

(Bell escucha un coro de grillos cuando esperaba unos cuantos aplausos y vítores).

Bien, fingiré demencia. Ahora sí, a lo que me trajo aquí. Algunos ya supondrán de qué se trata con el mero hecho de leer el título de la entrada, pero para el despistado que no, pues aquí va: me han otorgado un par de premios. Sí, un par. Uno de ellos fue casi enseguida de que saqué la última entrada referente a premios, pero decidí postergar su publicación (Bell pensó en no aburrirlos con ese tema, agradezcan). El otro es más reciente, así que decidí juntarlos y ahorrarme entradas (sí, Bell es tacaña en los momentos más raros, jajajaja).

Bien, el primer premio, otorgado por la buena de Lunatica Pirate, que se llama Un Rinconcito en el que me escabullo de la realidad.



Con este premio las reglas son:

  • Dar las gracias a la persona que te lo otorgó: ¿Hace falta? Pues bien, aquí va, ¡gracias, Lunatica!
  • Contestar estas preguntas acerca del blog de la persona que te lo otorgó:
    • ¿Te gusta el blog? Pues sí. Lo empecé a visitar porque Lunatica lee mis fics, pero poco a poco me he ido enganchando.
    • ¿Qué es lo que más te llama la atención del blog? Su diseño y la variedad de entradas que me puedo hallar.
    • ¿Qué no te gusta del blog? Creo que nada en particular.
    • ¿Sigues regularmente el blog? Sí. Quizá no comente en todas las entradas, pero siempre ando al pendiente.
    • ¿Lo recomendarías? Oh, sí, es interesante pasarse por allí. A veces lees una entrada que te lleva a otra, a otra y a otra... Como una extraña cadenita de maravillas.


Y el segundo, que se lo agradezco a la genial Nea.



Y este premio "obliga" a lo siguiente:

1) Tengo que poner mis hábitos extraños:

  • A veces me pongo a leer en voz alta las escenas que me gustan de mis novelas favoritas. Es la forma más fácil para que tu familia te crea loca (Bell rueda los ojos).
  • Parecido a lo anterior, cuando escribo una escena de un fic, la leo en voz alta para convencerme de que quedó a mi gusto. Si no me gusta, la reescribo a veces desde el principio.
  • No tomo Droga-Cola (para la familia de Bell, esto es un hábito muy extraño, jajaja).
  • Por la mañana, debo tomarme una taza de café para funcionar en el trabajo. Pero los domingos no tomo café a menos que salga con amigos o algo así.
  • Duermo abrazando un cojín suavecito y gordito. Si es distinto a eso, ¡fuera de mi cama!
2) Y contestar lo siguiente:
  • La serie más reciente a la que te has enganchado: Hace un montón que no veo series. La única que medianamente veo en estos días es La Ley y El Orden. ¡Ah, ya me acordé! Espero los capítulos nuevos de Shigofumi (un anime).
  • Un capricho cumplido: Comprar casi todos los libros que quiero en cuanto los veo (¡bendito sea mi empleo y el salario que me paga!)
  • Mi prenda favorita del otoño: Suéter ligero. En otoño comienzo a sentir frío.
  • Un objeto de deseo: Un librero. Tengo demasiados libros y ya no caben donde los guardo normalmente.
  • Un diseñador: Yo de moda sé bien poco, así que no tengo ni uno en mente.
  • Un sabor: Chocolate.
  • Una fruta: Manzana.
  • Un lugar para visitar: La Huasteca, Veracruz (tengo un trauma con esos dos sitios, larga historia), Londres, Tokio, París.
  • Una ciudad: La mía, Aguascalientes (con todo y sus defectos).
  • Un lugar para enamorarse: La playa.
  • Una isla: ¡Gran Bretaña!
  • Un complemento: Mi anillo de graduación de la carrera (es el único que uso actualmente).
  • Un plan para un domingo de otoño: Relajarme todo lo que no pude de lunes a sábado debido al trabajo.
  • Una cadena de TV: Soy pobre, de familia numerosa y sin TV de paga. He dicho.
  • La última canción que se instaló en tu cabeza: Epifanía, de La Oreja de Van Gogh y Kotodama, de Ali Project (es el opening de Shigofumi).
  • Una actriz: Natalie Portman.
  • Un actor: Daniel Radcliffe.
  • Último vicio: Galletas a media mañana en la oficina.
  • Con qué regalo siempre aciertas: Con algo colorido y muy original para Rubí (apodo que le pongo en el ciberespacio a una buena amiga que tengo desde la preparatoria).
  • Mi postre favorito: Algo de sabor chocolate. O un suave, delicioso y cremoso pay (Bell se relame).
  • Lo que me molesta: Estar rodeada de gente que se habla casi a gritos, ¡no se entiende nada!
  • Blanco o negro: Blanco.
  • Tu mayor fobia: Las alturas (acrofobia).
  • Actitud de todos los días: "No quiero levantarme temprano, pero tengo que ir a trabajar" y los domingos "¡Déjenme dormir hasta tarde, hoy no tengo que ir a trabajar!"
  • ¿Qué es la perfección?: Una cosa que no existe más que en la naturaleza (creo).
  • Color favorito: Rosa.
  • Animal favorito: Delfín.
  • Número favorito: Cuatro. Y a veces, el seis.
  • Perfume que estoy usando: Uno de la marca Avon. De esos que tienen dos "colores" y tienes que agitar antes de usarlo.
  • Día de la semana favorito: Antes era el sábado, porque aunque voy a trabajar, salgo temprano y me voy de vaga (nah, Bell se va a conseguir libros, pero no le digan a nadie). Ahora no tengo ninguno, porque los domingos me pongo a hacer en mi casa toooodo lo que no puedo hacer de lunes a sábado.
  • Tienes las uñas pintadas ahora: No, ni siquiera me duran largas (se rompen a cada rato), mucho menos duran pintadas.
  • Mi pasión: Leer, escribir, escuchar música, hacer bien mi chamba (aunque alguien lo dude) y ¿por qué no? Vivir.
Como ya saben, normalmente los premios a los blogs luego se vuelven a otorgar. Pero ya se imaginarán mi dilema: sigo a pocas personas de manera constante, sería muy repetitivo andarlos pasando a las mismas. Pero todas las personas que me siguen y/o que sigo saben que las quiero, no necesito darles premios para demostrarlo.

Y eso es todo, damas y caballeros. Cuídense mucho y nos leemos a la próxima.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Describiendo a... (V)

Título: Memorias de Idhún I. La Resistencia.

Autor: Laura Gallego García.

Sinopsis: En nuestro mundo, un guerrero y un mago exiliados de Idhún han formado La Resistencia, a la que pertenecen también Jack y Victoria, dos adolescentes nacidos en la Tierra. El objetivo del grupo es acabar con el reinado de las serpientes aladas, pero Kirtash, un joven y despiadado asesino, lo se lo va a permitir. (Extracto de la contraportada de mi ejemplar).

lunes, 20 de febrero de 2012

Personalidad Literaria III: Siendo políglota

Nombre: Shail.

Libro de Origen: Memorias de Idhún I. La Resistencia.

Descripción: [...] Un chico delgado de unos dieciocho o diecinueve años, de cabello negro, grandes ojos oscuros, facciones agradables y gesto serio [...] Así es físicamente Shail, al menos en lo básico y tal cual lo dice por primera vez la novela. Es un mago de Idhún, mundo lejano y ajeno a la Tierra, que viajó para buscar a la última unicornio de su mundo, a la que él mismo salvó de la muerte. Es un muchacho inteligente, con la mejor disposición de saber cosas nuevas y la prueba de eso es que aprende un montón de cosas terráqueas, como usar electrodomésticos y claro, idiomas. Es como un hermano mayor para Victoria (chica de la Tierra que tiene dones mágicos) y también su maestro.
Entonces el muchacho moreno al que acababa de atacar se inclinó junto a él y le dijo algo. Jack apartó la cara, furioso y angustiado a la vez. Pero vio, a través de las lágrimas, que él lo miraba fijamente, serio y preocupado. El joven dijo algo más, y esta vez Jack alzó la cabeza. Sonaba a francés. Pero él no sabía francés. El otro frunció el ceño, pensativo, y entonces probó otra vez. 
En esta ocasión, Jack lo comprendió. 
[…] 
—Bien. En realidad, a mí no se me da muy bien el inglés, he tenido poco tiempo para aprender —explicó en un inglés vacilante, con un extraño acento —Pero creo que nos entenderemos.

sábado, 18 de febrero de 2012

Tinta a la Carta XII: Almuerzo en cuatro tiempos

~Aperitivo~
Riesgo Calculado
(Robin Cook)
—No estoy muy segura —reconoció Kim —creo que tiene que ver con lo que le sucedió a Elizabeth y el hecho de que ésta sea su casa. No puedo olvidar que algunos de mis genes son también los de ella. De todos modos, percibo su presencia.
—No empieces con cosas raras —advirtió Edward al tiempo que reía —No crees en fantasmas, ¿verdad?
—No estoy muy segura. La manera en que encontré el diario de Elizabeth me da escalofríos. Acababa de colgar su retrato cuando sentí el impulso de ir al castillo. El diario estaba precisamente en el primer baúl que abrí.

~Entrada~
La Historia Interminable
(Michael Ende)
—¿Comprendes ahora, Atreyu —preguntó entonces la Emperatriz Infantil —por qué tuve que exigir tanto de ti? Sólo mediante una larga historia llena de aventuras, prodigios y peligros podías traer hasta mí a nuestro salvador. Y esta historia fue la tuya.
Atreyu estaba sumido en profundas reflexiones. Por fin hizo un gesto de asentimiento.
—Ahora entiendo, Señora de los Deseos, la de los Ojos Dorados. Te agradezco que me eligieras. Y perdona mi enfado.
—No podías saber todo eso —respondió ella dulcemente —y también eso era necesario.

~Plato Fuerte~
Sinsajo
(Suzanne Collins)
—¡El fuego se propaga! —grito, decidida a que oiga todas y cada una de mis palabras —¡Y si nosotros ardemos, tú arderás con nosotros!
Mis últimas palabras quedan flotando en el aire. Es como si se hubiera parado el tiempo, como si estuviera suspendida en una nube de calor que no surge de lo que me rodea, sino de mi interior.

~Postre~
El color de la esperanza
(Susan Madison)
—Hablo en serio, mamá. De verdad —Josie alzó la voz —Quiero dejar el bachillerato en seguida e inscribirme en una escuela de arte. Quiero pintar. Es todo lo que siempre he querido hacer, desde que era muy pequeña.
Ruth respiró hondo, exasperada.
—Por milésima vez, no tienes la más mínima idea de lo difícil que es ganarse la vida como pintora.
—Si te molestaras en ver mi trabajo, sabrías que podría lograrlo.


Con mis agradecimientos a Nea Poulain por la idea para el ciclo de entradas "Tinta a la Carta".

miércoles, 15 de febrero de 2012

Describiendo a... (IV)

Título: Stravaganza: La Ciudad de las Máscaras (en el idioma original, Stravaganza: City of Mask).

Autor: Mary Hoffman.

Sinopsis: Elegantes terciopelos, espléndidas máscaras, intrigas y traiciones políticas, una duquesa exigente y arrogante... Así es el mundo de Bellezza adonde Lucien se ve conducido. Lucien, inmerso en un quimérico viaje, descubre que es un stravagante, alguien que, con ayuda de un talismán, puede trasladarse en el tiempo y el espacio. (Extracto tomado de la contraportada de mi ejemplar).

martes, 14 de febrero de 2012

Amistad, Amor y otros "Demonios"

¡Hola, hola, mis queridos lectores! ¿Qué, no hay lectores? (Bell alza una hermosa katana, mientras luce una mirada asesina). Ah, da igual...

Pues el año pasado no la pasé tan mal. Con el blog casi recién nacido, inventé una serie de entradas (la primera serie de la OSECI) con motivo de un proyecto para escribir drabbles (por cierto, no ha podido terminar el Batido, Bell es un desastre...). Por otro lado, creo que visité a un par de amigas ese día (Bell tiene mala memoria en ocasiones, perdónenla) y me dieron regalos. Pero este año...

Bueno, para empezar, ahora tengo empleo. Sí, esa cosa con la que hago valer mi título universitario y mi cédula profesional. No es divertido pasarse el día en la oficina capturando compras, ventas y datos para una condenada Informativa de Sueldos y Salarios... Y otras cosas que no vienen al caso (y que seguro pocos entenderían, Bell habla en jerga contable-fiscal). En el trabajo solamente recibí dos paletas de caramelo. Y una no me la comí porque tenía chile y yo no como dulces con chile.

Después, salgo de la oficina, bajo del primer camión que me anda llevando a casa ¿y qué pasa? Nada, que está lloviendo. Llevaba paraguas, no se preocupen. Los malditos automovilistas fueron el problema, pasando a toda velocidad y empapando a medio mundo... incluyéndome. Mis pies se sentían como si los hubiera metido a un charco y no los hubiera podido sacar. Lo bueno es que el siguiente camión no se tardó mucho, que si no...

Y ya aquí, en su humilde casa, me apuré a ir al blog de Nea (¿o fue el de Doño Dann? Ah, da igual...) porque entre los dos sacaron un regalo de San Valentín y lo descargué. Son dos cuentos que todavía no leo, porque al mismo tiempo abrí pestañas para actualizar LAV (Los Arcanos Visionarios, entrega en curso de la Saga HHP, mis fics de Harry Potter). Como el título del citado capi es "Los Enamorados", apenas quedaba con el día; el problema estará en qué tanto me querrán mis fans cuando lean lo que he escrito. Me convertí prácticamente en Innombrable (como llamo a JK por varias cosas, entre ellas unas cuantas muertes de la saga original).

En fin, este ha sido mi día. Olvidé felicitar a mis amigos por mensaje de texto, red social o lo que se le parezca. Pero es que por una vez, me gustaría que ellos me felicitaran antes, siento que casi siempre soy yo la que anda pendiente de estas cosas y nada más porque les llegan mis palabras, se acuerdan de dedicarme unas. Es un fastidio. Y claro, como no tengo un novio guapo, gentil y cursi que me consienta, ando de peor humor todavía. Sé que un día llegará un galán, pero espero que no tarde. Últimamente me hacen sentir vieja, como cuando mi "hermanito" cumplió 20 años, ¿a poco no es para sentirse vieja?

Bien, bien, me largo. En serio, esto era más un desquite que otra cosa. Me voy a leer los cuentos de Nea y Doño Dann, rezaré para que no me linchen por lo que escribí de LAV, veré si salió el resultado del concurso de Fictopia (Bell participó porque era concurso "rosa"; así, entre comillas) y en fin...

Lo único que puedo dedicarles en este nublado y frío día (al menos está así en Aguas) es eso, mi fic del concurso de Fictopia.


Me costó un montón narrar en primera persona... ¡en la piel de Heathcliff! Así es, damas y caballeros, escribí mi relato basado en Cumbres Borrascosas, que en verdad es de mis novelas favoritas, todo un clásico. Si alguien ya la leyó, espero me dé una opinión objetiva de cómo me salió escribir a don H (Heathcliff). Y quien no ha leído la novela, se la recomiendo encarecidamente.

Cuídense mucho y nos leemos hasta la próxima.

P.D. Por la temporada, volví a cambiar la imagen del blog. Nada del otro mundo, solo cambié fuentes, el fondo y cosas así, ya que no soy experta en esos detallitos. Con toda confianza, díganme si puede leerse bien, es mi primera preocupación cuando hago estos cambios. Ahora sí, hasta luego.

sábado, 11 de febrero de 2012

Tinta a la Carta XI: Desayuno en tres tiempos

~Entrada~
Estación Waterloo
(Emily Grayson)
—Estás locamente enamorada de él.
—¿De quién? —inquirió Maude, porque de verdad no tenía idea de lo que Edith hablaba.
—Ya sabes —agregó Edith, ofreciéndole un vaso de oporto.
—No, en verdad no lo sé —repuso Maude, rechazando el vino con un movimiento de cabeza —Temo que tendrás que decírmelo tú.
—Tu asesor de poesía —aclaró Edith —Kendall.
—No estoy enamorada de él —repuso Maude casi de inmediato —Simplemente estoy enamorada de la poesía, y él es el recipiente, ¿entiendes? Stephen Kendall es un hombre casado y me ofende que digas que mi interés por él no es académico.
—Aclaración no pedida, acusación manifiesta —concluyó Edith.

~Plato Fuerte~
Hombrecitos
(Louisa May Alcott)
[…] El latín, el griego y las matemáticas eran cosas excelentes; pero a juicio del señor Bhaer, el conocimiento de sí mismo, el dominio de la personalidad y el bastarse por sí solo eran cosas más importantes, y para lograrlo se procura enseñarles cuidadosamente.
La gente solía mover dubitativamente la cabeza ante estas ideas, y hasta llegaba a confesar que los niños progresaban mucho física y moralmente. Pero como dijo la tía Jo o la señora Bhaer, para Nat, aquella era «una escuela originalísima».

~Postre~
El año que duró por siempre
(Ronald Anthony)
—Quiero contarte una historia, algo que no le he dicho a tus hermanos. Algo que no le he contado a nadie en mucho tiempo. Después de verlos a Marina y a ti, me di cuenta de que necesitabas saberlo, pero vas a tener que mantener la mente abierta, pues sé cuán apegado estabas a tu madre.
Jesse abrió los ojos con desmesura.
—Tampoco es eso —continuó Mickey —Siempre le fui fiel a ti madre. No creo que uno pueda ser de otro modo y mirarse cada día al espejo. Sin embargo, creo que uno es afortunado si en la vida recibe la bendición de un gran amor, con una persona que transforma por completo el mundo para ti. Quiero contarte sobre esa persona.

Con mis agradecimientos a Nea Poulain por la idea para el ciclo de entradas "Tinta a la Carta".

miércoles, 8 de febrero de 2012

Describiendo a... (III)

Título: El Club de la Buena Estrella (en el idioma original, The Joy Luck Club)

Autor: Amy Tan.

Sinopsis: Cuatro mujeres chinas se reúnen regularmente en San Francisco para jugar al mah-jong, disfrutar de la comida china y contarse historias relacionadas con su pasado. A la muerte de su madre, June Woo debe ocupar su lugar en esos nostálgicos reencuentros. A partir de allí, June no solo redescubrirá la figura de su difunta madre, sino que las diversas vivencias de esas valientes mujeres que se enfrentan al desinterés que sus hijas demuestran por su cultura de origen. (De la contraportada de mi ejemplar).

lunes, 6 de febrero de 2012

Personalidad Literaria II: A vacacionar

Nombre: Lucien Mulholland.

Libro de origen: Stravaganza: La Ciudad de las Máscaras (en el idioma original, Stravaganza: City of Mask).

Descripción: Un muchacho de rizos oscuros que durante medio año se vio aquejado por un tumor. Sin querer entra en contacto con un mundo paralelo, una versión antigua y maravillosa de Venecia que lo deja cautivado. Allí no tiene mala salud, puede aumentar las esperanzas de salvarse, conoce a muchas personas (tanto amigas como enemigas) y tiene que poner a prueba sus capacidades. Es simpático, aunque todo lo que aprende del mundo paralelo se le confunde con lo que sabe de nuestro mundo. Y claro, como todo adolescente, tiene sus arranques, pero básicamente es buena persona.
Aterrizaron en un aeropuerto bastante menor que el de Heathrow y, previa consulta a la guía turística de su madre, entraron a Venecia por diversos medios de transporte. Mientras el autobús circulaba a través de un paso elevado, Lucien pensó en los trayectos en barca que había hecho con Rodolfo el día de su expedición a Montemurato. La calzada moderna facilitaba mucho el viaje hasta la ciudad. 
—Ahora vamos a ir en vaporetto anunció triunfalmente su madre. Había hecho los «deberes», y les condujo hasta el embarcadero para tomar el número ochenta y dos —Nos llevará en línea recta por el Gran Canal hasta la piazza San Marco —dijo muy segura, y así fue.

sábado, 4 de febrero de 2012

Tinta a la Carta X: Cena en tres tiempos

~Entrada~
Tres Semanas en París
(Bárbara Taylor Bradford)
Nicholas Serdgwick se aclaró la garganta varias veces.
—Por favor, no te enojes conmigo, Anya.
—¡Por todos los cielos, Nicky! ¡No estoy enojada! —él era su favorito en la familia, y aunque no era su hijo, ni siquiera pariente directo, lo consideraba un hijo. Él era muy especial para ella —Está bien —continuó —Así que me harás una fiesta de cumpleaños, y ya enviaste las invitaciones, que quizá ya no puedan cancelarse. De modo que mejor cuéntamelo todo. Vamos, soy toda oídos.
—Quería hacer algo especial para tu cumpleaños, Anya —replicó Nick —Sé cuánto disfrutas el Ledoyen, por lo que reservé todo el restaurante para esa noche. Habrá un tiempo para el coctel, luego la cena y el baile. Además, habrá unas cuantas sorpresas.
—Conociéndote, estoy segura de que se están cocinando varias sorpresas —y rió.
Él asintió con la cabeza, aliviado de que estuviera más afable.
Debes festejar tu octogésimo quinto aniversario, estarás con todos aquellos que te quieren y que han sido especiales en tu vida.

~Plato Fuerte~
Oscuros
(Lauren Kate)
Miró de nuevo a Daniel. Éste se quitó las gafas, las metió en un bolsillo de su chaqueta y luego se volvió para mirarla.
Sus miradas se encontraron, y Luce observó que al principio abría los ojos de par en par, aunque al momento los entrecerró, como si estuviera sorprendido. Pero no… había algo más. De repente, mientras seguían mirándose, sintió que le faltaba el aire: lo había visto antes en algún lugar.
Sin embargo, si hubiese conocido a alguien como él se acordaría, se acordaría de haberse sentido tan alterada como en aquel momento.

~Postre~
Navegando hacia ti
(Luanne Rice)
—Tus mundos son submarinos. Tus pinturas, quiero decir. Todo ese azul… el fondo del mar, la vida marina, siempre la sirena.
—¿La qué? —preguntó Dana con la voz temblorosa.
—La sirena —contestó él, mirándola a los ojos.
—Nadie más la ve… Excepto una persona.
—¿Lily?
Dana asintió con la cabeza.
—Pintaba sirenas para ella. Siempre lo hacía. Pero las disimulaba para que nadie más pudiera verlas. Pintaba sus colas entre las algas, convertía sus escamas en bancos de peces.


Con mis agradecimientos a Nea Poulain por la idea para el ciclo de entradas "Tinta a la Carta".

miércoles, 1 de febrero de 2012

Describiendo a... (II)

Título: Zafiro. (En el idioma original, Saphirblau).

Autor: Kerstin Gier.

Sinopsis: Gwen vive en una nube... ¡con Gideon!, aunque sabe bien que el amor entre dos viajeros en el tiempo puede deparar sorpresas traicioneras. Por suerte, tiene muy buenos consejeros: su mejor amiga, Leslie; su cómplice, James el fantasma; y Xemerius, una gárgola que se mete en bastantes líos. (Extracto de la solapa de la portada de mi ejemplar).